1 jun. 2004

Venus pasa entre el Sol y la Tierra despues de 122 años

CNNenEspañol.com:

NUEVA YORK (AP) -- Por primera vez en 122 años, Venus pasará entre el Sol y la Tierra, y muchos habitantes de nuestro planeta se aprestan ávidamente a observar el espectáculo.

El 8 de junio, la silueta de Venus pasará delante del Sol en un fenómeno llamado "tránsito de Venus", que será visible en gran parte de nuestro planeta. Miles de escuelas y cientos de museos han organizado programas especiales. Los que no desean abandonar sus hogares podrán observar el tránsito de Venus a través de internet, en una transmisión en directo desde Grecia.

En realidad, lo que se verá es un ínfimo punto negro cruzando lentamente la parte inferior del sol. Demorará seis horas.

"Es bastante lerdo y aburrido", dice el astrofísico Neil deGrasse Tyson, director del Planetario Hayden del Museo de Historia Natural de Nueva York.

Sin embargo, el tránsito de Venus tiene una importancia histórica "incalculable", indicó.

En los siglos XVIII y XIX, esos eventos permitieron a los científicos determinar la distancia entre la Tierra y el sol, lo cual, a su vez, fue usado para calcular las distancias entre los planetas.

Aunque el problema fue eventualmente resuelto con precisión por otros medios, el tránsito de Venus produjo el primer cálculo sólido, e inspiró esfuerzos de científicos internacionales, así como rivalidades.

"Fue durante el siglo XIX el equivalente de la carrera espacial", dijo Steven Steven Dick, historiador de la NASA.

Por lo tanto, dijo Tyson, observar en la actualidad el tránsito de Venus es una manera de vincularse a la historia.

Otros simplemente desean ver algo que ningún ser vivo ha podido observar hasta ahora, dijo Roger W. Sinnott, jefe de redacción de la revista especializada Sky & Telescope. Su revista ha organizado tres viajes a Italia, indicó, y el primer pasaje completo se vendió en apenas 24 horas cuando fue ofrecido en agosto del 2003.

Existe una buena razón para que muchos estadounidenses decidan visitar Europa en la primera semana de junio.

El tránsito de Venus no podrá verse en la zona occidental de Estados Unidos. Y el resto del país sólo podrá verlo durante menos de dos horas.

El evento entero, de seis horas de duración, será visible en Europa, en Medio Oriente, y en la mayor parte de Asia y de Africa.

Los espectadores no necesitarán telescopios o binoculares, pero los científicos advirtieron que no debe mirarse al Sol sin una adecuada protección, tal como ocurre con los eclipses de sol.

No hay comentarios: